CEVIS en San Felipe tuvo una semana cargada de alegrķa