Administrador Apostólico se reśne con Clero Diocesano