Sacerdotes y diáconos celebran la eucaristía y participan en fraterna convivencia