Lectura orante domingo 31 de julio. Lucas 12, 13-21.
 


31 de Julio, 2016
Oración inicial: Aquí estoy de nuevo ante Ti, oh Espíritu Santo. Siento el peso de mis debilidades pero estoy dispuesta a escucharte; ven, asísteme, ven a mi corazón; enséñame lo que debo hacer, muéstrame Tú el camino a seguir. Amén.

1Lectura. ¿Qué dice el texto? Leer Lc. 12, 13-21. Hacer una lectura pausada, atenta y reflexiva. Tratar de descubrir el mensaje de fe que el evangelista quiso transmitir a su comunidad.  Léelo una segunda vez.

Texto bíblico:  El peligro de las riquezas
13 Uno de entre la gente le dijo a Jesús:--Maestro, dile a mi hermano que me dé mi parte de la herencia. 14 Y Jesús le contestó:
--Amigo, ¿quién me ha puesto sobre ustedes como juez o partidor?
15 También dijo: --Cuídense ustedes de toda avaricia; porque la vida no depende del poseer muchas cosas.

16 Entonces les contó esta parábola: "Había un hombre rico, cuyas tierras dieron una gran cosecha. 17 El rico se puso a pensar: '¿Qué haré? No tengo dónde guardar mi cosecha.' 18 Y se dijo: 'Ya sé lo que voy a hacer. Derribaré mis graneros y levantaré otros más grandes, para guardar en ellos toda mi cosecha y todo lo que tengo. 19 Luego me diré: Amigo, tienes muchas cosas guardadas para muchos años; descansa, come, bebe, goza de la vida.' 20 Pero Dios le dijo: 'Necio, esta misma noche perderás la vida, y lo que tienes guardado, ¿para quién será?' 21 Así le pasa al hombre que amontona riquezas para sí mismo, pero es pobre delante de Dios."  Palabra del Señor.

Preguntas para la lectura.

-¿Qué le pide la persona que se acerca a Jesús? ¿Qué problema tiene? ¿Qué le contesta Jesús?

-¿Cuál es el mensaje central de la Parábola relatada por Jesús?

-¿Por qué Dios lo llama “necio”?

 

2Meditación. ¿Qué me dice hoy el texto a mi vida? Profundizo la Palabra y descubro su sentido para mi vida.

a) El hombre le pide a Jesús que le ayude en el reparto de una herencia. ¿Qué pido a Dios en mis oraciones?

b) ¿Por qué el corazón de un seguidor(a) de Jesús debe estar liberado de toda ambición?

c) ¿Cómo puedo hacerme rico(a) en Dios?

 

3 Oración. ¿Qué le digo a Dios después de escuchar y meditar su Palabra? Pongo en oración todo aquello que he reflexionado sobre el Evangelio y sobre mi vida.

 

4 Contemplación y acción. Dejo que el Señor me hable, me ame para hacer vida esta Palabra.

-¿Sé compartir lo poco o mucho que tengo con los demás? O…¿Prefiero acaparar para el futuro?

 

Oración final: Padre de Misericordia, en Jesús tu Hijo amado, me enseñas a usar justa y racionalmente de cada uno de los bienes, me motivas a compartirlos e incluso a regalarlos por amor a otros, porque sólo el amor es la riqueza que siempre perdura.  Amén.

 

Obispado de San Felipe | Merced #812 | Teléfono: 2510121 | E-Mail: sanfelipe@episcopado.cl