Misa Crismal se celebró en Iglesia Catedral de San Felipe
 


24 de Marzo, 2016
Una solemne misa crismal, presidida por el obispo de San Felipe monseñor Cristián Contreras Molina, O.deM., se celebró este miércoles 23 de marzo en la Catedral de San Felipe con la participación del clero diocesano.

Cientos de fieles provenientes de todas las parroquias y de diferentes comunidades y movimientos, se congregaron en la Iglesia Catedral de San Felipe para la celebración de la Misa Crismal que fue presidida por Mons. Cristián Contreras Molina, O.deM. Obispo de San Felipe. En ella también estuvieron presentes presbíteros, religiosas, diáconos permanentes y seminaristas. 

El Pastor Diocesano inició su homilía señalando que “en esta noche, pastores y fieles renovamos nuestra identidad discípulos y seguidores de Jesucristo. Discípulos del que camina junto a los que sueñan con una vida mejor, a los que no pierden la esperanza y a quienes se abren a la posibilidad de recomenzar. Los de corazón limpio, que no viven en la amargura ni en pesimismo”. 

Prosiguiendo con su homilía  Mons. Cristián Contreras manifestó que “en un año marcado por el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, pastores y fieles hemos recibido con gratitud y gozo está feliz iniciativa del Papa Francisco. Como mensajeros del Dios vivo y verdadero, somos los primeros en reconocernos pecadores y necesitados de tu Misericordia. Es el tiempo preciso para renovar nuestra vocación de discípulos en el anhelo y en la decisión de renacer a una vida sacerdotal más identificada con el sublime ministerio de Jesús ofreciéndonos al Padre  de una manera definitiva y para siempre. Te suplico por la fidelidad de tus ministros. Haznos perseverantes en la oración, fuertes en la adversidad y siempre disponibles para escucharte y servirte en el clamor de los que sufren”.   

Esta Misa Crismal que celebró el obispo con todos los presbíteros de la diócesis, es una de las principales manifestaciones de la plenitud sacerdotal del Obispo y como signo de la unión estrecha de los presbíteros con él, donde los presbíteros de la diócesis renovaron sus promesas sacerdotales. 

Además se consagró el Santo Crisma y se bendicen los óleos para los enfermos. El Santo Crisma, es decir el óleo perfumado que representa al mismo Espíritu Santo, nos es dado junto con sus carismas el día de nuestro bautizo y de nuestra confirmación y en la ordenación de los presbíteros. 

 

Fuente: Pastoral de Comunicaciones. 



Galerias:


Obispado de San Felipe | Merced #812 | Teléfono: 2510121 | E-Mail: sanfelipe@episcopado.cl