Comunicación y Misericordia: un encuentro fecundo
 


22 de Enero, 2016
“El encuentro entre la comunicación y la misericordia es fecundo en la medida en que genera una proximidad que se hace cargo, consuela, cura, acompaña y celebra”, señala el papa Francisco en su mensaje para la 50ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

La 50ª Jornada Mundial de Las Comunicaciones será celebrada, como cada año, el domingo de Ascensión del Señor, que este 2016 corresponde el 8 de mayo. El mensaje del Papa Francisco para esta Jornada ha sido dado a conocer este viernes 22 de enero, bajo el lema “Comunicación y Misericordia: un encuentro fecundo”. Este mensaje está firmado simbólicamente por el Santo Padre el domingo 24 de enero de 2016, festividad de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas.

Este documento fue presentado esta mañana en la Oficina de Prensa de la Santa Sede por mons. Dario Viganò, Prefecto de la Secretaría para la Comunicación, Paolo Ruffini, director de TV2000 y Marinella Perroni, del Pontificio Ateneo San Anselmo (Roma), quienes mencionaron que esta es la primera Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que se celebra después de la creación de la Secretaría de Comunicación por el Papa Francisco.

Que nuestras comunicaciones hablen el lenguaje de la misericordia

Esta Jornada Mundial de las Comunicaciones, en la que se cumple medio siglo de su realización, está marcada también por el Año Santo de la Misericordia, que se refleja en lo expresado por el Papa Francisco en su mensaje, el que comienza recordando que la Iglesia “está llamada a vivir la misericordia como rasgo distintivo de todo su ser y actuar. Lo que decimos y cómo lo decimos, cada palabra y cada gesto debería expresar la compasión, la ternura y el perdón de Dios para con todos”.

El Santo Padre mediante este documento realiza una invitación “a las personas de buena voluntad a descubrir el poder de la misericordia de sanar las relaciones dañadas y de volver a llevar paz y armonía a las familias y a las comunidades”. Del mismo modo, se dirige a quienes tienen responsabilidades institucionales, políticas y en la formación de opinión publica, haciendo un llamado a “que estén siempre atentos al modo de expresase cuando se refieren a quien piensa o actúa de forma distinta, o a quienes han cometido errores”. 

El sumo pontífice también convoca a esta conversión en el lenguaje a sus hermanos y hermanas en el camino de la evangelización. “Cómo desearía que nuestro modo de comunicar, y también nuestro servicio de pastores de la Iglesia, nunca expresara el orgullo soberbio del triunfo sobre el enemigo, ni humillara a quienes la mentalidad del mundo considera perdedores y material de desecho”.

La misericordia en tiempos de nuevas tecnologías de la comunicación

El papa Francisco también hace referencia en su mensaje a las nuevas formas de comunicarnos que nos permite en la actualidad el desarrollo de la tecnología. “La comunicación, sus lugares y sus instrumentos han traído consigo un alargamiento de los horizontes para muchas personas. Esto es un don de Dios, y es también una gran responsabilidad. (…) También los correos electrónicos, los mensajes de texto, las redes sociales, los foros pueden ser formas de comunicación plenamente humanas. No es la tecnología la que determina si la comunicación es auténtica o no, sino el corazón del hombre y su capacidad para usar bien los medios a su disposición” afirmo el santo padre.

Francisco concluye este mensaje expresando su preferencia por “definir este poder de la comunicación como «proximidad». El encuentro entre la comunicación y la misericordia es fecundo en la medida en que genera una proximidad que se hace cargo, consuela, cura, acompaña y celebra. En un mundo dividido, fragmentado, polarizado, comunicar con misericordia significa contribuir a la buena, libre y solidaria cercanía entre los hijos de Dios y los hermanos en humanidad”.

Revise el contenido completo del mensaje.

Fuente: Prensa CECh


Vaticano, 22/01/2016

Obispado de San Felipe | Merced #812 | Teléfono: 2510121 | E-Mail: sanfelipe@episcopado.cl