Parroquia de Putaendo finaliza Mes de María con procesión y da inicio al Año de la Misericordia
 


09 de Diciembre, 2015
Padre Pedro Salinas, invitó a toda la comunidad del Valle de Putaendo a participar de la celebración que se realizará próximo domingo 13 de diciembre en la Catedral de San Felipe, lugar donde se abrirá la primera Puerta Santa de la Diócesis.

La Parroquia San Antonio de Padua de Putaendo, finaliza el mes dedicado a la Santísima Virgen María, con una hermosa romería que dio su inicio por la Calle Comercio de la Comuna y finalizó con la Santa Eucaristía dedicada a la Festividad y fiesta de guardar Católica a la Inmaculada Concepción, en la Gruta dedicada a Nuestra Señora de Lourdes – Entre Oraciones y cantos religiosos, la Pastoral de Confirmación de dicha Parroquia decoro un Móvil Altar con la Imagen de la Inmaculada Concepción, que fue acompañada por los niños y niñas que han realizado su Primer Encuentro con Jesús – Los Feligreses fueron siguiendo la animación del Santo Rosario que era recitado por el Presbítero Padre Pedro Salinas.

Al llegar a la Gruta se celebró la Santa Eucaristía, con el énfasis en el inicio a nivel mundial del Jubileo Extraordinario convocado por su Santidad el Papa Francisco en Roma, para los años 2015 y 2016, a través de la Bula de la “ Misericordiae Vultus” (el rostro de la misericordia) – el año jubilar es un tiempo de gracia para experimentar la misericordia de Dios en nuestras vidas e irradiarla en nuestro entorno – el Presbítero Padre Pedro Salinas, invitó a toda la comunidad del Valle de Putaendo a hacerse participe de esta gran y extraordinaria posibilidad que nos brinda la Iglesia Católica de unirnos al sentido del perdón y el amor misericordioso, por medio de las diversas actividades que la Iglesia diocesana del Aconcagua está invitando a vivir – sobre todo con el inicio del año jubilar diocesano en dos momentos importantes: el Primero este 13 de Diciembre a las 16:00 horas en el frontis de la Iglesia Catedral de San Felipe, en donde Monseñor Cristian Contreras Molina, Obispo diocesano abrirá la Puerta Santa de la Catedral, y el segundo momento en el día 20 de Diciembre 2015  el Santuario de Santa Teresa de los Andes en Auco a las 12:30 horas.

Los Templos Jubilares diocesanos son Iglesias específicas designadas por el Obispo, hacia las cuales se puede peregrinar para obtener el perdón y ganar indulgencia. Estarán acondicionadas especialmente para los peregrinos del año Santo de la Misericordia.

Al finalizar la ceremonia la Parroquia obsequio a los peregrinos la oración jubilar que se las ofrecemos a ustedes en esta nota:

A continuación, el texto completo de la oración del Papa Francisco para el Jubileo de la Misericordia:

Señor Jesucristo,
tú nos has enseñado a ser misericordiosos como el Padre del cielo, y nos has dicho que quien te ve, lo ve también a Él. Muéstranos tu rostro y obtendremos la salvación.

Tu mirada llena de amor liberó a Zaqueo y a Mateo de la esclavitud del dinero; a la adúltera y a la Magdalena de buscar la felicidad solamente en una creatura; hizo llorar a Pedro luego de la traición, y aseguró el Paraíso al ladrón arrepentido. Haz que cada uno de nosotros escuche como propia la palabra que dijiste a la samaritana: ¡Si conocieras el don de Dios!

Tú eres el rostro visible del Padre invisible, del Dios que manifiesta su omnipotencia sobre todo con el perdón y la misericordia: haz que, en el mundo, la Iglesia sea el rostro visible de Ti, su Señor, resucitado y glorioso.

Tú has querido que también tus ministros fueran revestidos de debilidad para que sientan sincera compasión por los que se encuentran en la ignorancia o en el error: haz que quien se acerque a uno de ellos se sienta esperado, amado y perdonado por Dios.

Manda tu Espíritu y conságranos a todos con su unción para que el Jubileo de la Misericordia sea un año de gracia del Señor y tu Iglesia pueda, con renovado entusiasmo, llevar la Buena Nueva a los pobres proclamar la libertad a los prisioneros y oprimidos y restituir la vista a los ciegos.

Te lo pedimos por intercesión de María, Madre de la Misericordia, a ti que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos.
Amén.

Nota y fotografías: Oscar Antonio García Cárdenas



Galerias:


Obispado de San Felipe | Merced #812 | Teléfono: 2510121 | E-Mail: sanfelipe@episcopado.cl