Celebración final de nuestro Mes de María misionero. Parroquia San Antonio de Padua de El Almendral
 


12 de Diciembre, 2014
Después de un mes en que llevamos a nuestra Madre Santísima, en la Imagen de la Virgen Peregrina de Schöenstatt, a visitar muchas casas y familias en forma misionera, rezando allí las oraciones del Mes de María, tuvimos una TARDE de ENCUENTRO en la Casa-Santuario de Schöenstatt en El Almendral.

A ella llegaron representantes de todos los Sectores Parroquiales a “devolverle a nuestra Mater, su visita”.  Todos pasaban primero un rato al Santuario y  luego recibían un distintivo de color diferente, para compartir en grupos multicolores lo que había significado este Mes de María del año 2014, con la visita de la Virgen Peregrina. 

Al Encuentro fueron invitados también los niños y niñas que habían hecho su Primera Comunión en la mañana de ese día 8, quienes se integraron y participaron muy bien junto a todos los demás. 

En los grupos se conocieron más de cerca los  miembros de la comunidad cristiana de los distintos sectores, se dieron algunos testimonios muy hermosos, salieron ideas nuevas para el próximo tiempo y se solicitó un Mes de María distinto, especial para la Juventud, también con la Virgen Peregrina. 

Para terminar el Encuentro, nos congregamos todos en el Santuario, donde le agradecimos a María por lo que nos había regalado, especialmente por llevar con Ella,  a Jesús, a tantos hogares.  Finalmente,  nos fuimos en procesión hasta el templo parroquial donde nos esperaba nuestro párroco.   

Allí, en el templo parroquial, el Padre Eugenio nos acogió, agradeció a María, nuestra Madre, por la visita que había hecho a tantos hogares de la Parroquia y por las innumerables gracias que el Señor nos había regalado a todos, a través de sus manos maternales.   Agradeció  al cielo por habernos regalado un Santuario Mariano en el territorio parroquial, e hizo que una de nuestras Hermanas explicara, con palabras sencillas, cuáles son las gracias que María regala en este Santuario: gracias de cobijamiento, transformación interior y envío apostólico. 

Después también agradeció la participación de todos, destacando algo especial de cada uno de quienes nombraba.  Por eso mismo aplaudimos, cantamos, nos alegramos juntos y nos sentimos más unidos como comunidad cristiana.  

Al final rezamos por última vez las oraciones del Mes de María y cantamos el tradicional “Venid y vamos todos”.  Luego recibimos la bendición de nuestro Párroco y regresamos a nuestros hogares felices de haber podido vivir un día 8 de diciembre tan hermoso y volvimos a nuestros hogares con el corazón lleno de alegría y de gracias. 

Comunicaciones Parroquia El Almendral



Galerias:


Obispado de San Felipe | Merced #812 | Teléfono: 2510121 | E-Mail: sanfelipe@episcopado.cl