Saludo de Navidad del P. Obispo Mons. Cristián Contreras Molina
 


23 de Diciembre, 2014
Palabras del Pastor diocesano a toda la comunidad eclesial de San Felipe de Aconcagua con motivo de la celebración de la natividad del Señor.

Cuando los cristianos celebramos el Nacimiento de Jesús, me permito saludar con gratitud y afecto a todos mis hermanos sacerdotes, diáconos,

seminaristas, y Agentes Pastorales. Todos Uds. hermanos en la fe, participan activamente en el anuncio del evangelio. Las visitas que periódicamente realizo a las comunidades y parroquias, me permiten dar

testimonio de los vínculos de comunión que se perciben en el trabajo pastoral y en el fraterno compartir. Los puntos negros, dejémoslos para otro momento porque lo que más importa destacar  son los anhelos de caminar tras las huellas de Jesús dejando una estela de amor a Dios y al prójimo. 

Gracias queridos sacerdotes por su fidelidad y constante desvelo pastoral. Que Jesús les reconforte en el dolor y les anime como pastores,  a seguir construyendo una iglesia  servidora, misericordiosa y testimonial. 

Gracias a los diáconos casados de nuestra Iglesia y a cuantos   se preparan para serlo. Que Dios les fortalezca en su matrimonio y en el encanto de ser padres y abuelos.  Que Jesús  les refuerce lo que les es propio: El servicio a los más pobres. 

Gracias a los seminaristas, Diego, Aldo y Enzo. Sigan caminando y prepárense cada día más para ser verdaderos testigos de Jesucristo muerto y resucitado. Uds. saben  que para ser un buen sacerdote se necesita abrazar la cruz con la esperanza de la resurrección.

 

A todos los agentes pastorales, el reconocimiento de su obispo por el permanente y abnegado apoyo a la pastoral diocesana. A todos nos une el anhelo de ser cada día más fieles al Señor y de descubrirlo en medio de los que sufren y que necesitan de nuestra voz, de nuestra oración  y  de nuestro servicio. 

No quiero olvidar  a todas las secretarias y secretarios de nuestras parroquias, colegios e instituciones como las Residencias de Menores y de los distintos proyectos que,  desde el  obispado, sirven a tantos niños maltratados y vulnerados en sus derechos. Saludo también a quienes trabajan en la casa de los sacerdotes. Gracias por su cariño y atención. 

A todos les deseo una hermosa Navidad implorando para cada uno la bendición del Niño Jesús.

Con gratitud y afecto. 

+ Cristián Contreras Molina O de M.

Obispo de San Felipe.

Obispado de San Felipe | Merced #812 | Teléfono: 2510121 | E-Mail: sanfelipe@episcopado.cl